Autoridades entregaron computadores del Programa Me Conecto Para Aprender a estudiantes de establecimientos públicos de San Miguel

viernes 16 de junio, 2017
  • Niños y niñas de 7mo básico llegaron hasta el Gimnasio Olímpico de San Miguel para recibir sus computadores y pulseras inteligentes, estas últimas como parte del Programa Contrapeso de Junaeb.

Esta mañana, el Jefe del Departamento Provincial de Educación Centro, Rodrigo Rivera Ascencio y el alcalde de San Miguel, Luis Sanhueza Bravo, junto a otras autoridades de la comuna, participaron en la entrega de computadores del Programa Me Conecto Para Aprender en establecimientos públicos de la comuna de San Miguel.

En la actividad, se entregaron 293 computadores del Programa Me Conecto Para Aprender, los que incluyen un software educativo, conexión a Internet por 12 meses a través de la Banda Ancha Móvil, garantía, una mochila y sistemas de búsqueda en caso de robo. Además, este año se entregan pulseras inteligentes del Plan Contrapeso de Junaeb.

El Jefe del Departamento Provincial Centro, Rodrigo Rivera, entregó un saludo de parte de la Seremi Teresa Vallespín, donde hizo énfasis en “los esfuerzos del Ministerio de Educación que se enfocan en combatir directamente la desigualdad entre los estudiantes. Estos computadores son una herramienta para toda la familia”. Además, agregó que “todo niño y niña en Chile, gracias a  la ley de inclusión, tiene derecho a una educación pública, gratuidad y de calidad”.

Andrés Basaure llegó junto a su mamá para recibir el computador y comentó que para él y su familia, esto “significa algo muy bueno ya que muchos no teníamos el suficiente dinero para tener uno”

“Con este computador ahora todos podremos hacer las tareas sin excusas”, dijo entre risas    Nataly Rubilar, de la Escuela Básica Santa Fe. Mientras que su papá agradeció la entrega de este beneficio y destacó “la importancia de este aporte para la educación de los niños”.

El Programa Me Conecto Para Aprender se enmarca en la Reforma Educacional que partió el 2015 y ha beneficiado en sus dos primeros años de implementación a casi 170 mil niños y niñas de 7° año básico de la educación pública con una herramienta que permite a los estudiantes participar plenamente en el mundo digital.

Además, desde el año pasado se incorporó como beneficiarios a estudiantes de tercer nivel básico de Educación de Personas Jóvenes y Adultas, lo que se constituye como un derecho de acceso e igualdad de oportunidades para todas y todos los estudiantes.